España, ¿país de franquicias?

Autor: Ignacio Chávez - 2017-12-23

España, ¿país de franquicias? el sector empresarial y los negocios se consoliden como una forma de negocio que atrae a cada vez un mayor número de emprendedores e inversores.

 

España y su economía están levantando el vuelo en los últimos tiempos. Esta situación ha traído como consecuencia que el sector empresarial y los negocios se consoliden como una forma de negocio que atrae a cada vez un mayor número de emprendedores e inversores.

Son muchos los datos de los que disponemos para avalar este crecimiento de un sector como el de la franquicia en España. En primer término, debemos resaltar que este tipo de enseñas cuentan con un gran número de seguidores y por ende su facturación crece año tras año. En concreto, hay que resaltar que el 20% de este tipo de establecimientos en España han concentrado un 80% de la facturación total en este tipo de negocios, unos registros para tener muy en cuenta a la hora de realizar inversiones.

Los datos avalan a día de hoy que franquiciar un negocio conlleva resultados positivos si se opera de forma correcta y progresiva, no hace falta correr ni tratar de saltarse pasos, hay que conseguir resultados poco a poco, ser visibles a partir de los cinco años de trayectoria, una idea de negocio que hoy en día parece algo alejada de los posicionamientos de los inversores y emprendedores.

Esta 'regla' tampoco debe ser un condición imprescindible para el despegue y crecimiento de las franquicias, ya que existen ejemplos claros y palpables de franquicias que son conceptos novedosos que consiguen expandirse muy rápido como son los casos conocidos de negocios low cost o enseñas enfocadas a la venta de oro o yogurt helado que tienen un impacto mediático muy fuerte y una trayectoria que lo convierte en un referente dentro de las franquicias de forma casi inmediata.

Este tipo de negocios están proliferando mucho en los últimos años en nuestro país, aunque su rápida expansión no demuestra que son franquicias de éxito, ya que se necesita una consolidación del modelo de negocio y lograr quitarse la etiqueta de franquicia de éxito por los rápidos y buenos resultados obtenidos en un corto espacio de tiempo, es decir para ser considerada una franquicia de éxito debe contar con unos ingresos recurrentes que consigan consolidarlo como uno de los protagonistas en este sector.

La franquicia en cifras

No podemos dejar de mirar a los números para avalar la tesis del crecimiento empresarial que se tiene dentro del sector de las franquicias. En este sentido debemos apuntar que echando un vistazo a las cifras oficiales comprobamos que a finales del pasado año este modelo de negocio conseguía incrementar la cifra de personas trabajando con respecto al año anterior en más de 15.000 personas, lo que representa un crecimiento superior al 5,9%.

Esta buena situación ha provocado que se haya producido un aumento de la facturación de las franquicias produciéndose una expansión del modelo de franquicia con la apertura de nuevos establecimientos y creándose nuevos puestos de trabajo vinculados a este modelo de negocio.

En nuestro país, como es lógico, Madrid y Cataluña comandan esta clasificación con un mayor número de centrales franquiciadas siendo las comunidades más prósperas y las que más apuestan por este tipo de negocio.

Ventajas de franquiciar

El modelo de negocio de las franquicias en España evoluciona de forma positiva. El éxito y la evolución ha sido exponencial y en los últimos años este sector se ha convertido en uno de los grandes animadores a la hora de potenciar el empleo y el sector.

Para explicar las ventajas de este modelo de negocio debemos apuntar las siguientes características como requisitos a la hora de poner en marcha este tipo de negocios:

  • Reduce el riesgo inherente al inicio de cualquier tipo de negocio en general, es decir al iniciarse cuenta con menos riesgo al contar con el apoyo de la central.
  • La franquicia aporta un valor importante en términos de marca, y también le da al franquiciado conocimiento, formación y asistencia.
  • El modelo de facilita el acceso a proveedores del grupo y en ocasiones hasta simplifica la financiación bancaria.

En conclusión, el modelo de negocio de la franquicia facilita el inicio del negocio en casi todas sus vertientes, reduciendo de forma drástica el esfuerzo que debe realizar el franquiciado.

Estamos ante un modelo de negocio con grandes aspiraciones y con posibilidades de convertirse en uno de los grandes referentes empresariales del país, los emprendedores e inversores lo saben y la apuesta por este modelo es firme.

La Franquicia