Mantenimiento y Limpieza

4. Manual de Gestión

4.6 Mantenimiento y Limpieza de las instalaciones

El correcto mantenimiento de las instalaciones del negocio, tiene un doble objetivo, por un lado, conseguir que la imagen transmitida al cliente coincida con la pretendida por el Franquiciador y la prolongación en el tiempo, en perfecto estado de uso, de las instalaciones.

El mantenimiento de las instalaciones del negocio ha de ser constante, no han de ser acciones puntuales. A su vez, este mantenimiento ha de ser sencillo y no muy costoso. Este mantenimiento constante no supone grandes inversiones de dinero y permite conseguir los dos objetivos mencionados anteriormente, así como evitar desembolsos monetarios mayores por reparaciones innecesarias que no se han atajado en su debido momento, o por no haber llevado a cabo la conservación adecuada de las instalaciones.

Por ello, el negocio ha de mantenerse en perfecto estado, de modo que cualquier desperfecto que se detecte ha de ser reparado con la mayor brevedad posible, para evitar dar la sensación e imagen de abandono y dejadez, que no sólo afectaría a nuestra propia imagen, sino a la imagen de toda la cadena.

Siguiente:  4.7 Supervisión de los Empleados